La autora venezolana se dio a conocer con este volumen de cuentos y hoy es Escritora y Asociada Visitante en la Universidad de Brown, en Providence, Rhode Island, Estados Unidos.
Foto: ©Vladimir Martinovski

Por Héctor Palacios

Leí este libro por dos motivos: 1. Le hice caso a alguien que me dijo que estaba muy bueno; 2. Me dejé llevar por la portada (la imagen es autoría de la ilustradora María Neri). Sabemos que dejarse llevar por una recomendación y por la portada del libro no es garantía de que, en realidad, el contenido del mismo te vaya a gustar. Afortunadamente, en este caso, no fue así. Plegarias para un zorro, de Enza García Arreaza, me parece una apuesta interesante por parte de la Editorial Paraíso Perdido.

Plegarias para un zorro es un libro compuesto por siete cuentos. El primero de ellos le da nombre al volumen completo. Sus primeras páginas me recordaron inevitablemente al escritor japonés Ango Sakaguchi (1909-1955), tanto por el estilo como por la temática que poco a poco va planteando esta historia. Desconozco si realmente Enza García haya leído a Sakaguchi, no obstante, es notorio que ella sabe algo sobre esa atmósfera nipona que cubre a “Plegarias para un zorro”. Ese silencio, la solemnidad, el orden; elementos que, a su vez, ocultan un mundo caótico, incierto, lleno de trampas.

El segundo cuento, “Jorge y el dragón”, trata sobre la historia de Luna, la madre de Jorge Antonio Salvador de los Santos Lugares, el adolescente que preguntaba por la tumba de su padre, el irlandés iracundo. Jorge devino en un hombre violento, siempre confundido, de destino incierto, como muchos hombres. 

El silencio, la solemnidad, el orden; elementos que ocultan un mundo caótico, incierto, lleno de trampas”

La siguiente historia, “Nuestro señor, Alexander Stein”, es un recorrido entre generaciones, el enlace dramático entre personajes de distintas épocas que definen nuestra identidad, o en este caso, del personaje que narra la historia. Este cuento es clave para enlazar uno a uno los relatos del libro.

Enza García crea universos. Así ocurre con “Akuma contra el tiempo”, que en una primera impresión pareciera un cuento que no tiene relación con el resto (que claramente siguen un eje temático), pero al pasar a la siguiente historia, “Eguzki”, todo cobra sentido y hace que a uno le explote la cabeza al descubrir que Enza García logró que el libro sea un organismo hermético. Al final, todas las historias, en cierta forma, se relacionan entre sí.

El libro de Enza García es un organismo hermético” 

Cuentos potentes como “Andrei Balanescu y los caballos” y “Vistiendo a Matías” completan el volumen. Es grato descubrir esta nueva voz de la literatura latinoamericana. Enza García, proveniente de Venezuela, al parecer ha encontrado el camino de una carrera prometedora como escritora. Ojalá así sea.

El Libro.

El libro forma parte de la colección Taller del Amanuense, de la casa tapatía Paraíso Perdido.
Foto: ©Paraíso Perdido.

Plegarias para un zorro; Guadalajara, México. Editorial Paraíso Perdido, 2018; 136 pp.
Disponible en: Paraíso Perdido 

Sobre la autora.

La joven autora ha sido distinguida como escritora residente en el prestigioso International Writing Program de la Universidad de Iowa.
Foto: ©Vladimir Martinovski

Enza García Arreaza. Puerto la Cruz, Venezuela, 1987. Narradora y poeta. En 2007 ganó el Concurso para obras de autores inéditos, de Monte Ávila Editores, con el libro de cuentos Cállate poco a poco. En 2009 recibió el III Premio Nacional Universitario de Literatura de la Universidad Simón Bolívar con El bosque de los abedules (Equinoccio, 2010 / Sudaquia, 2016). Es autora de El animal intacto (Bogotá, Ediciones Isla de libros, 2015), compilación de poemas e ilustraciones. En 2016 asistió a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara como parte del programa «Ochenteros». En 2017 fue residente en el International Writing Program de la Universidad de Iowa y escritora invitada en el programa de City of Asylum, en Pittsburgh. En 2018 fue seleccionada como escritora residente en el International Writers Project para el año académico de la Universidad de Brown.

Síguela en
Twitter: @enzagarcia
Instagram: @enzagarcia
Medium: @enzagarciaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: