“La hija del bandido”, méritos pasados para cuestionar el presente

Reescribir el Canon y la Historia oficial de nuestra literatura es, en este contexto, un ejercicio intelectual digno del espíritu de la época. Al aplicar la crítica cultural a la historia literaria del país se está, a la vez, reconociendo los méritos pasados —disfrazados, olvidados o hasta ninguneados— y cuestionando el presente, heredero de esa forma de chauvinismo que era la visión predominantemente machista de la Academia, que falló al situar el aporte de las mujeres a la creación del corpus literario mexicano en su justa dimensión.